Matar(me) en vida.

¿Cuántas veces me habrás puesto la mano encima? ¿Cuántas me habrás puesto el cuerpo lleno de moratones? Joder, ¿Cuántas me he intentado defender?

Todos a mí alrededor viendo la mierda en la que estaba envuelta y yo sin ser consciente de tu puto veneno. Pensar que eso me daba vida. Pensar que los días bonitos eran tan bonitos pero solo uno  de cada 30, los otros me estampabas contra el suelo. Ya no físicamente sino moralmente. Me estampabas mi juventud, mi ignorancia, mis ganas de vivir… las cuales ya no tengo.

Me dabas tanto y me lo quitabas tan rápido que no me daba tiempo a saborear esa amarga sensación de quererte cuando tenía que marcharme y dejarlo todo atrás. Y no fui capaz.

Había tantas cosas que me amarraban a ti, nuestros hijos, nuestro pasado en el que tú eras otro, nuestra pequeña familia que has ido destruyendo poco a poco. Primero fueron ellos porque querías hacerme daño y lo conseguiste, después no hizo falta que me mataras a mí como a ellos, conmigo ya lo habías hecho en vida.

Anuncios

4 comentarios sobre “Matar(me) en vida.

Agrega el tuyo

  1. Es tremendo dormir con un asesino en potencia, que al final cumple su objetivo. El goteo incesante de mujeres muertas debería abrirnos los ojos e intentar poner remedio desde la más tierna infancia. Educar en el respeto y en la igualdad debería ser el quid de la cuestión.
    Un abrazo.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: