Acelerar el paso

Estoy de fiesta. Me voy. Mis amigas me preguntan si me acompañan a casa. Yo digo que no porque no quiero hacer que ellas se vayan de la fiesta cuando lo están pasando bien, no quiero ser una molestia. Mis padres me preguntan si vienen a por mí, les digo que no, que no se preocupen que ya voy ahora para casa. Me despido de mis amigas con una gran sonrisa y me dispongo a salir del gran cumulo de gente para irme. Voy con el móvil en la mano y acelero el paso, no sé el porqué, pero lo hago. Miro hacia atrás y no viene nadie. Pronto recibo un mensaje de mis amigas en el que me dicen que las avise cuando llegue. Siempre les digo que dentro de 10 minutos me lo recuerden porque igual se me pasa. Sigo con el móvil en la mano, hablando por whatsapp o mirando redes sociales, pero siempre con el paso acelerado. Miro otra vez hacia atrás. Mierda, hay un tío. Bueno, no pasa nada, me tranquilizo y sigo hacia delante, casi corriendo. Joder, viene detrás. Estoy sofocada y de repente me entra el miedo. Estoy llegando a casa, lo pierdo de vista. Meto la llave en el cerrojo, entro y respiro. Estoy a salvo. Hoy he llegado, hoy tuve suerte, mañana no lo sé.

Diana Quer, entre otras, no pudieron saludar a sus padres ni decirle a sus amigas que habían llegado a casa. Ellas no tuvieron la misma suerte. Ellas solo salían de fiesta a divertirse como cualquier otro día. Ellas tienen un gran factor de riesgo, el de ser mujeres.

 

 

Fuente imagen: http://www.educandoenigualdad.com

Anuncios

3 comentarios sobre “Acelerar el paso

Agrega el tuyo

  1. Tanto más crece el esfuerzo, cuanto más consideramos la grandeza de lo emprendido. Tus ganas por ser a cada instante alguien mejor harán que día a día avances un poco más hasta lograr todos objetivos. Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, por tanto, no es un acto, sino un hábito. La vida es un carnaval e incluso hasta la amargura y la soledad se quitan el sombrero en una de reconocimiento y respeto.

    Felicidades como siempre por este increíble blog.

    Saludos y muchos abrazos de tu amigo Samuel Parra. PD. Te invito a visitar mi última publicación llamada GRASA MENTAL: MI GUERRA CONTRA LA OBESIDAD

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: